Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

El restaurante de la semana: La Taverna del Clínic

Imagen
La Taverna del Clínic Rosselló, 155. Barcelona. T: 93.410.42.21. Precio medio (sin vino): de 20 a 50 €. Doctor, ¿me receta 'cansalada'? La Taverna del Clínic sería un buen nombre para el comedor de un centro sanitario si se quisiera ver felices a los familiares de los dolientes y arrancarles ese tono de hígado pocho que les contagian las cafeterías hospitalarias. Esta larga barra complementada con mesas es vecina del Clínic y tal vez consuelo de enfermos huidos en camisón de las instalaciones médicas para resarcirse en secreto. Sin desestimar esas visitas curativas, los clientes de la Taverna son otros, gurmets entrenados en la larga distancia como el viticultor Paco de la Rosa, que celebra que ha finalizado la vendimia con un autohomenaje en la barra. Paco llega del Penedès, dichoso y con la camisa desarbolada. Comparto con él una copa de su Torelló Gran Reserva del 2008, en versión mágnum. El cava engrasa l

McHambre (18). Los excesos de la alimentación

Imagen
La peor publicidad del mundo para los espaguetis. Del David al Cerdito de Miguel Ángel.

Brillé con la crisis

Imagen
Instrucciones. FIAMBRERA . Yo regresé con la crisis. CUPÓN . Yo me reanimé con la crisis. POBRE . Yo me multipliqué con la crisis. INMORTAL . El único ser inmortal es italiano, se llama Silvio Berlusconi y cuando fallezca no será necesario embalsamarlo porque ha sido momificado en vida. Transcurridos mil años, el cadáver seguirá incorrupto. Para sostener la fachada, almacena sustancias en el interior del cuerpo que ralentizarán o impedirán la putrefacción. Implantado, retocado e injertado, es probable que sus venas sean de silicona, como lo es su pensamiento político y el gusto por ciertas mujeres. RACISMO . Yo me envalentoné con la crisis. COBRE . Yo brillé con la crisis. ASESOR . En 2014, el Gobierno destinará 5.742, 94 millones de euros para Defensa. ¿Por si atacan los andorranos? 423,15 millones serán para Presidencia: una parte, para pagar a los 245 asesores de El Plasma de Rajoy, 53 más que los que tuvo Zapatero el Olvidado, según la publicación

El restaurante de la semana: El Pecat

Imagen
[El Pecat está cerrado] El Pecat Sant Antoni dels Sombrerers, 3. Barcelona. T: 93.268.91.97. Precio medio (sin vino): 25 €. El pecado es la gula Los comensales pueden buscar la absolución del pecado de la gula en Santa María de Ildefonso Falcones, antes conocida como Santa María del Mar. El Pecat está al lado de la catedral, encajado entre paredes antiguas y húmedas, donde el sol no se atreve y la cobertura del móvil se extingue. Voy a comer un sábado tras digerir las piedras del yacimiento del Born y sin que me cortara el paso el fantasma del general Villarroel, el héroe al que le pusieron un teatro. Durante años, ese espacio con dos arcos acogió a La Reina y, desde el 1 de agosto, a este bistronómic sencillo, con taburetes de bar de chatos. Que la decoración no distraiga del fondo, la buena cocina, en manos de Javier Moreno y de Daniel Delgado y con Alioune Yatabare como ayudante. En la sala, diligentes y didácti

Una cena inspiradora en Tickets. Y algo más

Imagen
Calamares al azafrán con polvo de kimchi. Cuidado: engancha. No apto para viciosos. Cortezas de cerdo con salsa hoisin. Morro untado. Lomo de atún con piñones, salsa de anchoas y pesto. Adrià y la alfombra mágica. Cornete de corvina, cacahuetes y alga nori. Con la mano que te sobra puedes hacer aspavientos de alegría. Huevo de codorniz con nido de pasta kataifi. Vuelve los años 80, y los calentadores. Ostra con caldo de setas. Cada vez me gustan más las ostras en jacuzzi. Tacos vegetales con escabeche de pollo. Otro ensayo para el mexicano. Tienen la carta hecha pero no el local definitivo.                                                                                                    *                                                                                  *                                                                                  *                                                                            

El restaurante de la semana: Mercer Jean Luc Figueras / Le Bouchon

Imagen
            Mercer Jean Luc Figueras / Le Bouchon Mercer Hotel Carrer dels Lledó, 7. Barcelona T: 93.310.74.80 Le Bouchon: 20-25 €. Gastronómico: menús de 35, 45 y 85 €. Jean Luc y familia No quiero repasar lo que he escrito sobre Jean Luc Figueras, de 56 años, durante las últimas décadas, pero seguro que los textos se refieren a su indocilidad, a la maestría culinaria y a una carrera profesional al estilo de los corredores de bicicrós, con pedaladas, subidas, bajadas, barro, rodillas en carne viva y ducha al final. Él me recordó que lo conté como boxeador en el libro Los genios del fuego /  Els genis del foc . Sigue siendo aquel púgil que termina el combate con el ojo morado, tambaleante, la sonrisa ensangrentada y pendenciera. JL regresa –JL siempre está volviendo– y lo hace multiplicado por dos, con Le Bouchon y con Mercer Jean Luc Figueras. Ambos espacios bajo el techo del Mercer, remodelado por Rafael Moneo, un hotel c

Mi primera visita a San Sebastián (con permiso del Jefe). Entrega 2

Imagen
Dejé la crónica anterior --he puesto crónica imitando al Jefe, pero no tengo ni idea de qué es esto, ya saben, soy un ignorante-- comenzando el pedete en Zuberoa. Tengan piedad: para mí un gintónic, el concepto de gintónic , es diferente al de ustedes, tan versados en el latín y la exageración. Premium , superprium , requetsuperpremium y así hasta el borde exterior de la galaxia. Los gintónics que yo tomo en el bar los sirven en vaso de tubo que huele a Fairy de limón --digo yo que será el famoso twist. ..--, con una ginebra que podría pasar por anestésico de caballos y una tónica que la señora Germana echa con tanto vigor --qué bigote y qué antebrazo los de esa mujer-- que la mitad anega la barra de latón. No hablo de los cubitos porque se deshacen antes de llevar el enjuague a la mesa. Temblé de emoción con las obras de arte que me zumbé la noche del martes 8 de octubre del 2013 --he decidido apuntar en rojo todos los días importantes, vistiéndolos de domingo-- en Zu

Manuel Vázquez Montalbán, 10 años de ausencia

Imagen
El dibujo de Miquel Ferreres que acompañaba el artículo Manolo aún no ha llegado , publicado el 19 de octubre del 2003 en El Periódico de Catalunya. [El escritor Manuel Vázquez Montalbán fue encontrado muerto en el aeropuerto de Bangkok. A las 8,30 de la mañana del 18 de octubre del 2003 me llamó Dani. Noqueado, subí a Vallvidrera. Por la tarde fui a la redacción y escribí esto. Uno de los textos más difíciles. La necrológica es un género que es mejor evitar]. Manolo aún no ha llegado El corazón. Es una víscera de la que no te puedes fiar. El de Manuel Vázquez Montalbán era demasiado grande. Sobre todo en un sentido poético. Estos afligidos días será difícil encontrar a alguien que hable mal de él, excepto la carcunda, el facherío residual, uno o dos críticos desorejados. Puede que algunos piensen que con la fortuita muerte se destapará algo maloliente, una vida secreta, un vidrioso trasfondo, pero que los enterradores y los disecadores estén tranquilos: 

Mi primera visita a San Sebastián (con permiso del Jefe). Entrega 1

Imagen
Madre siempre me dijo que lo primero era la educación, aun por delante de la limpieza, así que me presento ante ustedes, humilde y respetuoso (¿bajo más la cabeza, Jefe? ¿Así?). Soy el Bloguer Becario (BB) de LCV. Este es mi primer texto gastronómico, un gastrotexto como escriben esas personas --¡a las que tanto admiro! ¿voy bien, Jefe?-- que colocan el prefijo gastro ante cualquier palabra para hacerla más... gastronómica. Pronto alguien descubrirá lo gastrogastronómico  para dar énfasis, vaya, para ser gastroenfático. Afronto este trabajo --gratis, me dice el Jefe, como todos los que vendrán-- con cierto temor porque soy un ignorante. No sé nada sobre gastronomía, ni sobre cocina, ni sobre productos, ni sobre cocineros, ni sobre restaurantes. Pedí la plaza de becario porque pensé que comería de gorra. Es lo que dice todos, ¿no?, que es una tarea para caraduras. El Jefe me consuela y me invita a dar un vuelta por internet para que picotee en los blogs y leo con