Una cena inspiradora en Tickets. Y algo más






Calamares al azafrán con polvo de kimchi.
Cuidado: engancha. No apto para viciosos.

Cortezas de cerdo con salsa hoisin.
Morro untado.

Lomo de atún con piñones, salsa de anchoas y pesto.
Adrià y la alfombra mágica.


Cornete de corvina, cacahuetes y alga nori.
Con la mano que te sobra puedes hacer aspavientos de alegría.

Huevo de codorniz con nido de pasta kataifi.
Vuelve los años 80, y los calentadores.

Ostra con caldo de setas.
Cada vez me gustan más las ostras en jacuzzi.

Tacos vegetales con escabeche de pollo. Otro ensayo para el mexicano.
Tienen la carta hecha pero no el local definitivo.





                 
                                                                                 *
                                                                                 *
                                                                                 *
                                                                                 *
                                                                                 *



Noche familiar y celebratoria en Tickets. ¿Qué mejor actividad que cenar con las personas a las que más quieres? Hubo inesperadas sorpresas y emotivos encuentros.

Fotografíé solo los platos nuevos (excepto el fuagrás escabechado, ¿olvido o pereza?, y el cupcake con envoltorio comestible, joyita o joyazo pastelero).

Hubo cambio de carta la semana pasada: no creo que estas miniaturas formen parte del libro que Albert Adrià presentará a mediados de noviembre: Tapas, la cocina del Tickets (RBA).

Me quedé para mi kocina doméstica la reinterpretación de las tostadas con tocino y sardinillas. 24 horas después ya estaba manos a la obra: mi versión es más rústica y brutal.

Pan inglés tostado, pancetas ibérica confitada con ajos y laurel, sardinita sin espina, hojitas de orégano fresco y salvia (en busca de un toque punzante, compensador de lo graso).
Unté la sardinilla con el aceite de confitar y la panceta, con el de la lata, intercambio de grasas. Bocado untuoso, con el golpe de verdor al fondo.
Este platillo tampoco estará en...

EL LIBRO.

¿Intriga, emoción, de qué LIBRO habla este chalado?

Pronto, noticias.




  

Comentarios

  1. pero que maravilla de platos
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Cuando la buena cocina se junta con una presentación exquisita, no se puede dar freno a los instintos más primitivos... he mordido la pantalla... te pasaré la factura jajajajjaj. Me ha encantado. Gracias por compartir estos platos tan exquisitos... no podré con todos, pero intentaré al menos probar alguno. Besines.
    Tartas Madrid

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz