Atún con atún // Una receta contada











Acogotados por el calor, vencidos por KO por el estío, refundémonos con platos fríos.

El atún con atún es una variación del muy popular hit italiano vitello tonnato, transformado aquí en tonno tonnato

En busca de coherencia marina, la ternera del original es sustituida por atún, el pescado que aman los carnívoros.

Las opciones son dos: o en crudo como torpe sashimi (es la versión de la foto, cortado casi congelado para facilitar las lonchas) o en semicrudo como tataki, domesticado en la plancha, enfriado en un bol con agua y hielo y secado.

Según la aprensión de los comensales, el bicho será ingerido sin temperatura, al natural (es mi preferencia), o marcado al hierro.

Con la ayuda del túrmix, trabajar la salsa: triturar el atún de lata (y su aceite), un huevo (a temperatura ambiente), ajos confitados, alcaparras, sal y pimienta recién molida.
Si se quiere dar más cremosidad, recurrir al aceite de girasol. No debe ser un mazacote, sino un manto brillante y suave que cubrirá el rojo con deseo y elegancia.

Napar los cortes (antes, sal Maldon), sin taparlos del todo: hay que evitar que el atún se ahogue bajo el marrón.
Unos hilillos de hinojo darán un toque anisado y terrestre.

Atún con atún, fresco y en conserva.

El mismo animal con dos texturas, con dos sabores, con dos tiempos: entre el consumo inmediato y la eternidad.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz