Ferrantauro en el laberinto






Este artículo salió publicado el domingo 19 de enero en las páginas de cultura de El Periódico. Acompañaba una detallada noticia sobre la exposición que Ferran Adrià presentará el viernes en el neoyorquino The Drawing Center, el museo único museo de bellas artes de EE UU consagrado en exclusiva al dibujo. Cuelgan las obras que trazaba sobre los menús de El Bulli.

El texto aprovechaba para repasar la agenda: la presentación en Madrid Fusión de la Bullipedia, la exposición en Boston sobre El Bulli (la que estuvo en Barcelona y Londres), la gira por EEUU, Australia y Europa con la editorial Phaidon, el inicio de las obras en cala Montjoi, la apertura de la sede de la Bullipedia en la calle México de Barcelona...






Ferrantauro en el laberinto


Entrar en las oficinas bullinianas de la calle del Carme, en Barcelona, es como meterse en el laberinto de Cnossos, la guarida del Minotauro.

Las paredes están ocultas por cientos de planchas de porexpán clavadas con gráficos, diagramas, tablas de la Bullipedia. Cuando hayan acabado las obras de la calle de México, donde estará la sede de la cocipedia, los lienzos servirán a los estudiosos como guías por el dédalo de lo gastronómico. Sostiene Adrià que, hasta ahora, hemos recibido un conocimiento equivocado.

En el Carme existen dos caminos por los que transitar: los porexpanes de la derecha o los de la izquierda.
Al final habita el Ferrantauro.
No le echen de comer, pero escúchenlo.

En comparación a la suya, la agenda de Obama ocupa pocos folios.
Vuelve, y a lo grande.
Grandilocuente.

Dos centros en cala Montjoi (El Bulli 1846 y El Bullia DNA) y otro en Barcelona (Bullipedia), libros, exposiciones, giras mundiales. Ferrantauro estaba dormido y ha despertado. Y va a embestir.  




Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz