Arguiñano: el tiempo no pasa








El tiempo se ha detenido.
Entre el primer texto (La Vanguardia, 4 de diciembre del 2014) y el segundo (Dominical de El Periódico, septiembre de 1994) han pasado 20 años.
Karlos Arguiñano responde lo mismo.






Comentarios

  1. A Karlos hay que darle la sartén, la botella de aceite, porque mira que le molan los sofritillos eh?, y-IMPORTANTE- una cámara. Esto que no falte."Le va, le va, le va, le va leee vaaa"...

    ResponderEliminar
  2. Tiene mérito ser el decano. Muchos cocineros se queman en minutos.

    ResponderEliminar
  3. "Valoro su recesion"...un cocinero cangrejo pero con lo que se a de tener, y ahora a los 60 que vaya donde quiera que seguro que tambien me gusta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz