Concursantes venenosos



Esto es una gallina.




TÍTULO. Los poderes públicos se ornamentan con títulos ridículos y anticuados, floripondios verbales, lenguaje con retortijones: vuestra ilustrísima, eminencia, excelencia, magnífico doctor. Tratamientos que son como picadas de viruela.


HONORABLE. Maria Antònia Munar, ex presidenta del Consell de Mallorca y del Parlament balear, fue Excelentísima y Molt Honorable. ¿Y hoy? Condenada por prevaricación y fraude es Molt Poc Honorable. A su paso, los ujieres deberían gritar el título con la misma pompa con la que se la halagaba antaño.


OBESO. Los pollos de súper son de la variedad broiler, unas pobres bestias alteradas para que den muchos kilos de carne en poco tiempo. Afinados por los criadores durante años de pruebas, los descendientes, sacrificados con unos 45 días, son obesos con pluma. Las frágiles patas apenas los pueden soportar. El 24% es pechuga. Piezas limpias, fileteadas, en bandejas, resulta imposible imaginar su desdicha. Las compramos y las comemos sin preguntarnos qué clase de cuerpo alojó aquella carne blanca.



CAMPAMENTO. En septiembre, la escritora y propagandista Lucía Etxebarria publicará un ensayo sobre el amor tóxico. Puede que la campaña comenzase con la participación y huida del programa Campamento de verano, donde han sustituido escorpiones y víboras por concursantes venenosos. Resulta retorcido pensar que Etxebarria aceptó esa incorporación a filas con el objetivo de darse publicidad, pero la congregación de lectores está tan diezmada que hasta la estrategia más desesperada parece válida.



GROSERÍA. Ver a Etxebarria mezclando a Hacienda, deudas, dignidad, madre e hija mientras se tiraba de los pelos con la novia o ex novia de Paquirrín representó uno de los capítulos más toscos de la literatura local. Quevedo y Góngora se escupían versos; Marsé y Porcel, puyas inteligentes; y estas dos artistas, groserías sin rima.



NOTICIA. Leer los diarios con un día de retraso, a la mañana siguiente, cuando las señales de humo son ceniza, permite domesticar la noticia, apaciguar su prisa.



ALIAS. A los periodistas radiofónicos les ha costado acostumbrarse al alias del nuevo entrenador del Barça, Gerardo Tata Martino, que ha sido rebautizado como Tote, Tete, Tato, Toto. Aún no he escuchado las variantes Tuto o Teto.



ENERGÍA. Las pocas luces que le quedaban al Gobierno las ha usado para cargarse el autoconsumo energético. Los ciudadanos inteligentes que habían instalado paneles fotovoltaicos o minimolinos para alejarse de las eléctricas y sus tarifas de calambre tendrán que pagar un peaje, no sea que las corporaciones de la chispa ingresen unos miles de euros menos. Y descartan pagar el excedente de energía que los consumidores viertan en la red. Es un apagón ideológico.



CABEZA. El texto de Etxebarria se titulará Tu corazón no está bien de la cabeza. Si eliminamos la palabra corazón puede que demos con la respuesta.





EXTRA


OQUES GRASSES, 'REGGAE FUET'

Aún son un grupo por descubrir y quien muerde su reggae fuet –una etiqueta que se les brinda gentilmente desde esta publicación– no lo deja.

Son divertidos, parecen majos, tienen tendencia a desnudarse sin que nadie se lo pida y su música engancha más que el Loctite.

Solo se entiende el nombre del combo, Oques Grasses, por los hígados hipertrofiados, tal vez por el abuso de algunos líquidos.

Vecinos de Roda de Ter, en la comarca de Osona (Barcelona), tienen ese aire rural de la abuela de la fabada: tú, urbanita con 4x4, no los podrás engañar.

El primer disco, que regalan, es Un dia no sé com. Los miembros de la banda son ocho, con sección de viento y embudo: Josep Montero (voz), Arnau Altimir, Josep Valldeneu, Miquel Rojo, Miquel Biarnés, Guillem Realp, Joan Borràs y Guillem Bover.

De ellos sabemos poco: les gustan los melocotones y el lomo con patatas. No citan el paté de oca de Osona.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz