El palo de 'selfie'

























METRO. Un diálogo que escucho en la calle, tarde, sobre las nueve de las noche, cuando las buenas personas cenan sintiendo el peso del día en los ojos. Una madre arrastra un cochecito y un niño pequeño, tal vez de 5 años, camina agarrado al vehículo infantil en el que viaja su hermana o hermano menor. Niño: “Los autobuses se van a dormir”. Madre: “¿Y quién se hace cargo del transporte público durante ese tiempo?”. Niño: “Todos se trasladan al metro”. He ahí una futura autoridad del transporte metropolitano.


MAQUILLAJE. Última hora: Uma Thurman se maquilló la cirugía para parecerse a Uma Thurman. Porque los diarios nunca se equivocan.


PALO. Tiras un palo de selfie y el propietario corre tras él para recogerlo con la lengua fuera, excitado y moviendo el rabo.


AUTOSUFICIENTE. Antes, en los viajes, ante un monumento o en un instante glorioso, durante un atardecer flamígero, requerías la ayuda de un desconocido para que hiciera un retrato: individual o colectivo, de pareja o de familia. Esa era la imagen que descansaría, ofrecida al polvo y a la eternidad, en una estantería del comedor y que recordaría aquel tiempo concentrado en el que fuimos felices. El palo de selfie ha destruido el ligero contacto con el extraño, la cortesía que llenaba los lugares turísticos del mundo. Ya no necesitamos a nadie para la inmortalización: somos autosuficientes.


CABEZÓN. Antes, los protagonistas eran los sitios visitados. Ahora, lo único destacable de las fotos somos nosotros mismos. Y no importa si están hechas en el comedor o en la Plaza Roja de Moscú. Porque, una y otra vez, son las caras, en esos planos cabezones y de apretadas sonrisas de tortuga, las que ocupan las pantallas.


CADÁVER. La actriz Helena Bonham Carter ha sido fotografiada desnuda con un atún de 27 kilos en una campaña de la fundación Blue Marine para alertar de la degradación de los océanos. La foto se pretende sensual, con el túnido entre las piernas, acariciado por la mujer. Pero es un cadáver. No entiendo el mensaje. ¿Evocan una pietà marina o un cuadro erótico japonés, El sueño de la esposa del pescador, aquella famosa xilografía de Katsushika Hokusai? Si querían salvar al pez, se lo han cargado sacándolo del agua. “Enamorada de un atún”, titulan con entusiasmo. Ha quedado un acto de involuntaria necrofilia.


ESTAFA. Ha muerto Morcillo El Bellaco, el líder de los Rítmicos. Disfruté con su música cuando tenía 20 años: la canción Estoy borracho es de una chispeante tristeza. Los vi en 1986 en la sala Zeleste de Barcelona. Eran los tiempos de OTAN, de entrada, no. Que al final fue . La estafa de los políticos en los que confiamos comenzó entonces.


TENTACIÓN. Qué tentación darles con el palo de selfie en la cabeza.








Comentarios

  1. Lo de los selfies ya es el colmo, pero su palo, es para tocarse los c.....s! Pero.... qué le pasa a la gente, esto nos lo dan con cuchara? Seran virus escondidos en la bolleria industrial, que trastocan nuestro cerebro?Qué será será......
    Y va a más!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz