Una buena pista // 'Pista negra', de Antonio Manzini









Una novela estupenda: no hay que dejar la alabanza para el final como si fuéramos menesterosos del elogio. Pista negra (Salamandra) es más que una novela de género. Tiene algo, ese runrún que te persigue durante días y genera el deseo de un nuevo episodio del personaje.

El escritor Antonio Manzini, que fue actor y guionista, ha creado a un canalla atormentado, un pícaro que es subjefe (comisario) de policía: Rocco Schiavone, romano de raíz, urbanita desterrado a las montañas de Aosta.

La trama –un asesinato en unas pistas de esquí– es tan importante como el desarrollo psicológico del personaje, al borde de la ley y al borde de la vida, a punto de caer en un precipicio.

Insolente, listo, rabioso, desorientado y ladrón con escrúpulos. Rocco Schiavone es uno de los tipos más interesantes de las filas negrocriminales: compartamos una grappa fría con él.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz