McDani o la colaboración de Dani García con McDonald's



Esta no es la 'burger' para McDonald's, sino una hamburguesa de carrillera de cerdo ibérico del libro 'Las tapas de Dani Garcñia´.




Solo he comido en McDonald’s dos veces.
Una, en Nueva York, cuando era adolescente: fue una experiencia bizarra entre mendigos. Y otra hará unos 20 años: una carne fea del grosor de un dedo.

El cocinero Dani García (jefe del biestrellado Dani García y del casual Bibo, ambos en Marbella) me obligará a regresar. El día 10 saldrá a la venta la McExtrem, una burger de autor en un pretzel. Seguro que estará buena.

No es el primer ni el último chef en democratizar su legado: Escoffier trabajó para caldos Maggi y Ferran Adrià pensó una excelente hamburguesa para Fast Good. Era el 2004 y lo corrieron a patatazos fritos. Ser un adelantado tiene eso. Diez años después, los gurmets parecen más tolerantes.

Pregunto a Dani por la crucifixión: «La verdad es que hay muchísima más expectación que crucifixión». Le ilusiona que «toda España pueda probar la burger de Bibo».

En este intercambio de popularidad y dinero por prestigio gana McDonald’s.

Fichar al chef para esa McDani debería promover una revolución en la multinacional que no va a suceder.

Estar en el siglo XXI significa abandonar las prácticas del fast food por las de una cocina más humanista.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz