Entradas

Mostrando entradas de junio, 2021

Restaurante Amaica // Barcelona

Imagen
Amaica Bertrand i Serra, 11. Barcelona Tel: 934.18.31.56 Precio medio (sin vino): 20 € Mediodía: 12,20 y 14 € Una cocina muy bien pensada Amaica significa 11 en euskera, pero también enormidad. Y se escribe con 'k', pero el cocinero Carlos Salvador, de 31 años, prefirió la 'c': «Lo quise catalanizar. El 11 es el número de la calle». En un nombre caben muchos significados. Carlos da otro más: «Pluralidad». Pluralidad: podría ser la definición de su cocina, y la de otros muchos, la de los chefs que fueron recomendados en la última crónica y que han renovado el concepto de casa de comidas en Barcelona en este año inolvidable (y a olvidar). He usado otras veces el neologismo 'retromoderno '. Comida 'duralex', escribí también. Habría que afinar, encontrar un término que los englobe. En común: tienen experiencia, es el primer negocio propio, la cuchara como emblema, se miran en las cazuelas, empujan lo tradicional para que gire, establecen relaciones pecamin

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Imagen
“Normal” es la palabra que repite Josep Roca para explicar el concepto, y también el nombre, del restaurante que abrirán en un par de meses en Girona. El espacio ya existe y está equipado con una cocina: fue el Llevataps y 'esquinea' en el número 1 de la Plaça de l’Oli. “El normalismo también es una corriente filosófica: queremos que sea algo natural, directo, espontáneo”, cuenta Josep, en alianza con sus hermanos, Joan y Jordi. Ya intentaron un bar de vinos especializado en el jerez, pero la cosa se torció: ya se sabe, 2020. A última hora de la tarde del jueves día 3 de mayo, Pitu, como se le conoce familiarmente, colgó en su Instagram un mensaje enigmático y, a la vez, consistente: “El més normal, obrirem un nou restaurant. Properament, en uns mesos. UN RESTAURANT NORMAL A UNA CANTONADA NORMAL D’UNA CIUTAT NORMAL”. Normal, pues, para la eternidad. Pero en 'código Roca', ¿qué es lo normal? “Habrá guisos, platillos, cazuelas…”. Ya, pero ¿las albóndigas serán normales o

Fran Lebowitz, un disparo de madrugada

Imagen
[Publiqué este texto –dos entregas– en la revista XL Dominical en febrero del 2021. Tusquets acaba de sacar a la venta  Un día cualquiera en Nueva York , la fusión de Vida metropolitana y Ciencias sociales ]                                                                         I   Escuché alabanzas sobre un documental que alojaba Netflix y que trataba, básicamente, sobre una mujer mayor que hablaba sin pausa sobre Nueva York, en una mini serie dirigida por Martin Scorsese, y cuya verborrea estaba hecha de ácido sulfúrico: Fran Lebowitz. ¿Fran Lebowitz? Antes de sentarme ante la pantalla y escuchar el corrosivo discurso, salté a la biblioteca en busca de un título olvidado: Vida metropolitana . Ese apellido nunca se había ido de mi cabeza, no por Fran, sino por la fotógrafa Annie, cuyos retratos teatralizados deseaba publicar cualquier responsable de revistas dominicales, entre los que me encontraba de un modo menor, sin ninguna posibilidad de pagar por aquellas instantáneas de

Restaurante Avenir // Barcelona

Imagen
Avenir L’Avenir, 72. Barcelona Tel: 691.907.138 Precio medio (sin vino): 30 € Menús degustación: 28 y 46 € Una casa de comidas mayúscula Roger Viñas se estrena como propietario después de 15 años de lealtad a Jordi Herrera y al restaurante Manairó , donde una estrella les dio luz, luz de gas después. Es decir: es a la vez nuevo y viejo, experimentado y bisoño. Con Chesco Salrach, que lleva la sala, han abierto Avenir, un nombre con futuro. A los 42 años es, por primera vez, dueño de su destino. «Me gustan las reducciones, las concentraciones», cuenta Roger. Es una cocina de fondo: una cocina con fondo. Úsense aquí las preposiciones a conveniencia porque me refiero a lo mismo: existe un trabajo de base. Señalo como ejemplo el ravioli relleno de calamar… relleno (sí, la repetición es a propósito). A partir del mar y montaña habitual y compacto, Roger piensa en una nueva piel, sustituyendo la del cefalópodo por pasta 'wanton' (un poquito gruesa). Dentro, el invertebrado, el cerd