Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona












“Normal” es la palabra que repite Josep Roca para explicar el concepto, y también el nombre, del restaurante que abrirán en un par de meses en Girona. El espacio ya existe y está equipado con una cocina: fue el Llevataps y 'esquinea' en el número 1 de la Plaça de l’Oli.

“El normalismo también es una corriente filosófica: queremos que sea algo natural, directo, espontáneo”, cuenta Josep, en alianza con sus hermanos, Joan y Jordi.

Ya intentaron un bar de vinos especializado en el jerez, pero la cosa se torció: ya se sabe, 2020.

A última hora de la tarde del jueves día 3 de mayo, Pitu, como se le conoce familiarmente, colgó en su Instagram un mensaje enigmático y, a la vez, consistente: “El més normal, obrirem un nou restaurant. Properament, en uns mesos. UN RESTAURANT NORMAL A UNA CANTONADA NORMAL D’UNA CIUTAT NORMAL”. Normal, pues, para la eternidad.

Pero en 'código Roca', ¿qué es lo normal? “Habrá guisos, platillos, cazuelas…”. Ya, pero ¿las albóndigas serán normales o especiales? “Pueden ser de muchas cosas, a lo mejor son de pato, ya se verá”.








Al frente de las cocinas, Eli Nolla, y en la sala, Joaquim Cufré. Y el precio, entre 50 y 70 €. El ideario está en construcción, pero en los sinónimos son reveladores: habitual, corriente, común, usual, frecuente, ordinario, acostumbrado, lógico, natural

Con Normal cubren prácticamente el espectro de la restauración: el bar popular es Can Roca, feudo de los padres; El Celler de Can Roca, triestrellado, el-mejor-del-mundo, es el pico de la construcción y Mas Marroch, la cúpula bajo la que reverdecen los clásicos, y los clásicos-modernos. Si hay que echarse una siestecita, Casa Cacao.

Carta de vinos, claro, normal: placer-precio, habla Pitu. Cuando asesoraron el restaurante Numun, ya hace años y solo en la memoria de los veteranos, la carta de buenas botellas estaba ordenada por precios. Eso también sería bastante normal.




Comentarios

Entradas populares de este blog

En memoria de José Kao Tze Chien (1925-2013). Historia de un pato

Los tatuajes profundos de Pau Donés

Restaurante Nomad Road // Barcelona