Quim Vila y la generosidad // Gurmetizados




















Que Quim Vila abra una botella es garantía de que algo excepcional va a suceder.

Maneja vidrios que son joyas y no por el precio, sino por lo que expresan. Desde un colmado de la calle de Agullers a beberse el mundo: las raíces de este hombre son profundas.

Lo definen la generosidad, el estudio, la empatía, el comercio y la exigencia (a menudo es un 'torracollons').

Hace poco, reunió a unos amigos para destapar maravillas del 2007 que forman parte de la colección de los 75 años de Vila Viniteca: se comió y se bebió.

Me quedo con la 'pilota' de perdiz (*), el blanco de Carlos Esteva y el tinto de Tomàs Cusiné. Y con Quim Vila.






(*) Los platos son de Jordi Vilà, Alkimia.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz