Lavado de cabeza // Un placer exprés






El gusto de que unos dedos te masajeen en la peluquería


Pasar por la peluquería es una obligación desdoblada en placer si el cliente es capaz de olvidar el reloj, olvidar el móvil y concentrarse en el trastrás de las tijeras como si fuera un salmo o cualquier otro de los patrones sonoros que cantan o repiten los acólitos de todas las religiones.

Las actitudes son tres: conversar con la persona que maneja las tijeras (relajamiento bajo), leer una de esas revistas lujosas que no exigen atención (relajamiento medio) y dejar, en silencio y con los ojos cerrados, que los instrumentos suban y bajen por los cabellos como arañas bien instruidas (relajamiento alto).

Sin embargo, el gran momento está por llegar. Es cierto que antes de comenzar a ser trasquilado te han sentado en un butacón y te han preguntado si estás cómodo y si el agua está demasiado caliente (o demasiado fría). Y te han enjabonado y eliminado la espuma y secado la cabeza.

De regreso al butacón para la segunda ronda de lavado, escuchas esa frase que esperas: “Hazle un buen masaje”.

Serán unos minutos excepcionales. Dedos expertos atraviesan el cuero cabelludo y mueven la piel, frotándola.

El goce penetra hasta las raíces. Uno de los productos que emplea la peluquera huele a menta, y es como si la cabeza se congelara.

Sabes que de inmediato los dedos se retirarán, pero el gustirrinín se ha instalado en la columna vertebral, electrizándola, y aún durará unos segundos más.





Comentarios

  1. Completamente de acuerdo, es lo mejor de ir a la peluquería y debería ser una práctica obligada

    ResponderEliminar
  2. Pau, t'invito a venir a la meva, tertúliar de gastronomia i d'altres i potser et trobaras algun company teu... salut!!

    ResponderEliminar
  3. barberia moderna al carrer muntaner 320, Floc, imatge global masculina..soc barber, 5 generacions darrera meu. Mentre et tallo parlem de cultura, cuina i plaers...Om, Alegre ho certifiquen!!

    ResponderEliminar
  4. Raurich, Dediego,jordi joan santigosa...també..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz