El pastel de espaguetis a la carbonara de Jamie Oliver // Si quieres vivir más, no te comas esto





A Jamie Oliver le va la marcha: sabe que cada vez que versiona un icono abre las puertas entomatadas del apocalipsis. No creo en la inocencia del creador: cuando estuve en sus oficinas, vi multitud de especialistas en márketing e imagen, y en despeinados. Una peluquera le alborotó la melena para que pareciera más enrollado. Nada sale de allí que no haya sido (re)pensado. Le va el ruido. El ruido es dinero.


Primero fue la paella choricera y ahora el pastelazo de espaguetis a la carbonara (la receta tradicional no lleva nata ni romero). Con los años, 'talibaneo' menos y me dan igual las porquerías que meta: lo único que consigue es romper el equilibrio de unas fórmula testadas durante años.


Lo bueno de las recetas con historia es que proceden de la colaboración, de una esencialidad lograda a lo largo del tiempo. La paella o la carbonara no son así por capricho, sino porque pertenecen a un territorio, a unas personas, a unas necesidades. Por supuesto, él puede alterar los parámetros: conseguirá algo peor.


Que Jamie cocine cochinadas. Lo inteligente es no imitarlo.










Comentarios

  1. Tot depen del qui fusiona...continuo pensant que el xoriço a la paella no es cap sacrilegi. Lo del pa amb tomata i un raig d'oli i una peça de xocolata que em feia la padrina al poble, va fer erectar més d'un sibarita amb medalles de fusió...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha, ha , ha. Això són perversions personals.
      La paella amb xoriço deixa de ser paella per passar a arròs amb xoriço. Que pot ser bó, és clar.

      Eliminar
  2. Coincido totalmente contigo Pau, aunque visto lo comentado, quizás nos "hassemos mayoresss". Un saludo, maestro!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Coincido con Pau, mero espectáculo=pasta.

    ResponderEliminar
  5. Si, es fàcil veure la sobreactuaciò d'aquest noi, el que mes ven es el número que monta en plan desenfadat dominant la situaciò pèro caldría fer el tast de alguns plats que prepara, ens emportariem sorpreses. Salut!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz