Nandu Jubany, hueso y carne // Restaurante Origen (Andorra)









El hueso partido de vaca da que pensar: no sabemos si es de una pata derecha o de una izquierda, de la tracción delantera o de la trasera. Lo seguro es que Nandu Jubany se fracturó el brazo «izquierdo» en el último entrenamiento antes de correr el Dakar, que lo bajó de la moto: «Este año quiero volver a intentarlo. Se lo he dicho al equipo. Ya no queda mucho por romper».

Descartada la opción caníbal de probar interiores de Nandu, permanece la alternativa -más placentera y razonable- de investigar la intimidad del bípedo: tuétano con ostras, uno de los platos del menú especial que festeja los diez años del Sport Hotel Hermitage & Spa en Soldeu, Andorra. Es un banquete sin riesgo, a diferencia del equilibrio del cocinero sobre las dos ruedas: lo que sirven en el restaurante Origen son grandes éxitos, como los ñoquis de calabaza o el dashi de gambas. El tuétano es una pista negra: solo para experimentados.

Diez años del hotel (y de la vivificante piscina exterior ante las pistas: bañadores frente a monos) y cinco de Nandu dirigiendo la gastronomía del grupo: «A diario damos de comer a unas mil personas». Restaurantes, pizzería, 'borda' a pie de remonte. «Me gusta el follón». Ya no esquía «por culpa de las rodillas».

Este hombre es un rompecabezas, con partes en Andorra, Singapur y Barcelona. Pero la cabeza -entera- piensa desde Calldetenes, desde Can Jubany..






Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz