Por favor, desalen más las anchoas





El proceso de desalar el bacalao necesita días y experiencia. En la 'bacallaneria' Gomà, en el mercado de la Boqueria, la señora Carme lleva 50 años moviendo lomos. Cada parte requiere un tiempo determinado en agua.

Sucede algo similar con las anchoas, ahogadas en sal gruesa para garantizar la inmortalidad. Tras limpiarlas a fondo, un bañito de media hora es suficiente para dejarlas a punto.

Los filetes civilizados parecen no casar bien con el gusto de los restauradores, que los despachan bravíos.

He comido piezas en La Barra de Carles Abellan, Bodega Sepúlveda y Estimar muy 'heavies', necesitadas de conciliador pan. Que rebajen el cloruro de sodio antes de que el cardiólogo nos dé un capón.





Comentarios

  1. Ves al mercat del Ninot i mira les tres llaunes d'anxoves del cantàbric que tenen a la parada Bacalao Lalo..i es comencen a rentar per l'aleta de sobre, mai per la panxa...

    ResponderEliminar
  2. L'anxova massa salada és una moda: ja passarà.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz