Arroz de lata // Gurmetizados




Los platos se contagian más que la tosferina: un día encuentras algo original y, al poco, se ha reproducido con frenesí conejil.

El primer arroz en una lata lo hizo Kiko Moya en L'Escaleta (Cocentania). Y el segundo, Santi Colominas (sin tener noticia del primero) en el superchiringuito Toc al Mar, optando por un recipiente de lados iguales, lo que planteó un problema filosófico: ¿puede la paella ser cuadrada?


Luego ha sido un no parar para regocijo del comensal desinformado, que aplaude a cada chef latoso como si fuera el primero.


Hay incluso miniaturas, como la que sirve Somorrostro en la Barceloneta con butifarra y pulpo (arriba).

Los caracoles se quejan porque los han desahuciado.



[Y, por supuesto, yo también doy la lata]










Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz