Nèstor Luján y la butifarra // Gurmetizados















La Acadèmia Catalana de Gastronomia festejó con unas judías con morro y chorizo, un lenguado a la 'meunière' y un 'gigot' de cuchara los 21 años de la muerte de Nèstor Luján, que, a la vista del menú elegido, vivió sin miedo cardiovascular.


Es estupendo que la Acadèmia reivindique la figura de Luján -y también la ventilación que impulsa su presidente, Carles Vilarrubí–, inobjetable escritor gastro, erudito y sentimental. Más discutible es que se le retrate sin visión crítica, como si la verdad única estuviera en la butifarra y lo que ha existido después fuera detestable o sospechoso.

Necesitamos más narradores sin prejuicios que encomiásticos fans del finado.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz