Rock contado & pintado






El nombre de la editorial anda sobre patines: Expediciones Polares. Quien recurre al hielo y a las pieles de osos y a la grasa de foca y al titubeo de los pingüinos merece tener grandes éxitos.
Personajes como Ernest Shackleton y Robert Scott cargaron con suficiente gafe como para liberar al resto.
En el imaginario popular, el viaje a uno de los polos, o a sus inmediaciones, es distinguido con una épica que hoy sería equivalente a la fe en el papel impreso. Lo que en esas extensiones es un blanco solitario, en el libro es un blanco repleto.
'Bam Bam Boo Loo Ba' es el primer libro ilustrado de la editorial donostiarra. Lo escribe Javier Polo y lo pinta Saioa Burutaran, que además toca la batería. El tacto de la baqueta y el del pincel son distintos.
En 1985, un año antes de que naciera Saioa, alias Susi Quiu, el periodista Carlos Tena presentó el programa 'A-uan-ba-buluba-balam-bambu'.
En aquel tiempo –cuando incluso había desaparecido el dinosaurio sónico T-Rex–, la tele pública aún creía en la música. El libro y aquel programa onomatopéyico homenajean la canción de Little Richard, el hombre con pelucón.
Javier escribe que el tutti frutti salvó al músico, a punto de ser despedido de la discográfica RCA, cuyas palabras de visionario han pasado a la historia: "Este tipo no vale para nada".
El volumen explica muchos chismes.
Una hilarante pelea de ciegos entre Ray Charles y Al Hibbler y una amenazadora puerta abierta de ascensor sin... ascensor.
El día en el que James Brown borró a The Rolling Stones de un escenario y Mick Jagger comprendió que tenía que moverse como si estuviera poseído.
De cuándo comenzó la leyenda de Alice Cooper como bebedor de sangre de gallina.
De quién era la célebre Lola de la canción de The Kinks y por qué tenía barba.
Del corte de Miles Davis a Nancy Reagan cuando esta le preguntó qué méritos tenía para haber sido invitado a una cena en la Casa Blanca.
Una antología del rock contada & pintada.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz