Ly, chef y florista // restaurante Indochine
















Ly Leap gobierna el mejor tailandés de Barcelona: el Indochine de la calle de Muntaner.

El espacio es impresionante en una ciudad de comedores discretos. Recrea una selva: con eso está todo dicho.

El sueño secreto de Ly es tener una floristería, aunque la espesura, serpenteada por canales, supera la de muchos viveros.

Ly, cuyas peripecias merecen novela o película desde que huyó de la guerra de Camboya, quiere avanzar, crecer también con el abono de una cocina más sofisticada.

Sus platos nunca han caído en la rutina de los recetarios heredados sino que ha añadido su gusto  a los ingredientes del sudeste asiático, que planta en la cercanía de un huerto de Cerdanyola.

Con el nuevo menú avanza.

La recreación de un crisantemo con pasta filo y langostino es artesanía para dedos meticulosos y el paquetito de pasta de arroz en dos texturas, una lujuria de ácidos y picantes.

Artista del mortero y el wok, se inicia en la tecnología gastro con la cocina al vacío, que aplica al pollo macerado y a la ternera, cuyo único defecto es un plato incómodo.

Ly en reinvención. Y van... Un hombre que ha vivido, al menos, seis vidas.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Restaurante Normal: lo nuevo de los Roca en Girona

Restaurante Nomad Road // Barcelona

Lo mejor del arroz